TESTIMONIOS ENCUENTRO NACIONAL DE LAICOS DE ITALIA

Publicado en por Administrador OMI Laicos

Como dije hace unos días que irémos publicando la experiencia vivida de los que participaron en ese encuentro, aquí os dejo dos nuevos testimonios, de Dolores y Pablo.

 

dolores"Este  encuentro  para  mi ha  sido muy  especial precisamente porque  ha  llegado  en  un  momento muy  oportuno . Ha  sido  un  empujón (por  decirlo  de  alguna  forma) para  seguir adelante  con  mas  fuerzas aumentando  el  deseo de mantener  las  puertas  del  corazón  abiertas  de par  en  par  a  Cristo. No  estamos  solos como  a  veces nos  puede parecer, como  decía  Juan  Pablo II, no  hay  que  tener  miedo, nuestro  Señor Jesucristo  es  el  Único, con  Él  todo  se  puede.

Cuando me  enteré de  éste encuentro y me  animaron asistir, en  realidad no  sabía  nada, pero confiando que  detrás  de  ésto, está el  P. David  y  tú (Kiky), no  dudé  en  ponerme en  camino   y  animar  a  Gwendi.

La  acogida  por  parte  de  los P. Oblatos  y  laicos  italianos ha  sido  muy cariñosa,  me  he  sentido  como  en  familia, ¡¡se  pasaron  esos  dias, volando  !!.

Algo  que  me asombró fué la  actitud  de  servicio  permanente de  todos  ellos  y  en  todo  momento, podría  definirlo  " Todos  al  servicio  de  todos, por  Cristo ". Me  admiré de  tantas  actividades que  hacen   estos  grupos  en  sus comunidades y con  el  ardor  que  exponen sus trabajos; me  preguntaba ,¿como  se  llega  a  esto?  yo  quiero  esto  para  mi  y  los  mios,  pero  si  nosotros  no  tenemos  ni  comunidad siquiera, y  es  que  nuestra  realidad  es    distinta. La  participacion  de  familias  con  sus  niños, parejas  de  matrimonios y  de personas  tan  diferentes, me  gustó   mucho,  muchisimo, su  compromiso.

La  visita  a  la  casa  general  donde  vi la  reliquia  del  corazón  de  San  Eugenio fue muy emocionante, como   también  lo  fué la primera  vez, cuando  también  visite  donde está  su  cuerpo.

 

En  nuestra visita  por  la  ciudad a  las  catcumbas de  S. Calixto  vimos  lo  fácil  que  es  descender y  en  la subida  a  la  cúpula  de la  Basílica comprobamos   el  gran  esfuerzo y  perseverancia  que  cuesta  llegar a lo  alto, como  en  la  vida  espiritual.
Los  españoles  hemos  sido  unos  privilegiados  al  contar  con  dos  inmejorables  traductores, el P. David y Ágata. Fuera  de los  temas  y  enseñanzas en  la  relación fraterna no  hemos  precisado traducción, porque  en  el  idioma  del  amor todos  nos  entendemos.

Pero  quizás lo  que  más  destacaría es la  celebración  de  las  misas donde  todos  y siendo diferentes, pero en  el  idioma  del  amor,  todos a  una  sola  voz, unidos  en  uno  solo, Cristo Jesús, maravilloso.

Esta  experiencia  ha  sido muy  enriquecedora  para  mi y me  ha  dado  un  buen  empujón en  mi vida  espiritual, para  reforzar mi perseverancia sabiendo  que  hay  muchas  personas  en  el  mismo  camino guiados  por  el  mismo  Pastor. Delante de la tumba de  Juan Pablo ll  y rezando  me  emocioné de saber  que  estaba  delante  de  quien  tanto  admiraba y admiro.

Quiero felicitar a  la cocinera y su  hijo por  lo  exquisita  que  están sus comidas.
Le  doy  gracias  al  Señor por  San  Eugenio, por haberme  permitido  vivir y  compartir esta  experiencia única e inolvidable  con  todos  ustedes. Ha  sido  un  regalo del  Señor.
Con  la  esperanza  de  volver  a  encontrarnos, pero  unidos   cada  dia   en  la  Eucaristia.
Un  fuerte  abrazo y seguimos  en  contacto."
 

Dolores

  

 

 


 

 

 

 pablo renedo

"La sensación con la que volví del encuentro con laicos oblatos italianos fue buena, desde el primer momento cuando fuimos acogidos en la casa hasta el último día estuvimos en un ambiente verdaderamente familiar.

 

El encuentro centrado en la trilogía hombres, cristianos y santos, fue cada día una novedad. El primer día el Padre Antonio Santoro nos hablo de la visión del hombre desde la perspectiva de la teología del cuerpo, el segundo el Padre Nicola Paretta, Provincial de Italia, nos hablo del seguimiento de cristo de una manera muy concreta y el tercer lo dedicamos a la santidad en forma de peregrinación y contemplación visitando las catacumbas de San Calixto, donde están enterrados los primeros santos cristianos, con la visita a la casa general y al museo de San Eugenio, donde celebramos la eucaristía con el padre Luis Ignacio Roig (Chico) y fuimos recibidos por el Padre General Guillermo Steckling y terminamos visitando la basílica de san Pedro, centro de la cristiandad.

 

Durante los 3 días tuvimos la presentación de la diferentes realidades de la misión de los laicos (La AMMI con sus diferentes regiones, las familias amigas del escolasticado, Los COMI,…y como no, la presentación de los laicos españoles.)

 

Como dijeron algunos oblatos comparando la unificación de las provincias italiana y española con un noviazgo, estamos en el momento en que las familias de los novios se conocen.

 

Creo que es preciso reconocer que hay muchas cosas en común entre ellos y nosotros (el seguir a cristo a través del carisma de San Eugenio) y eso nos facilita mucho el poder encontrarnos y sentirnos como en “casa”, a pesar de la distancia y la dificultad del idioma.

Aunque es cierto que también hay muchas cosas en las que somos diferentes, incluso ellos entre si, compartiendo un mismo carisma, también son diferentes, como también nos pasa en España.

 

Creo que el encuentro a sido positivo y un primer paso en un conocimiento y en un compartir el mismo carisma y la misma Fe.

 

Que María Inmaculada Madre de todos cuide de nosotros."



Pablo


Comentar este post